LOS MEJORES PRODUCTOS PARA LA LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DE ALFOMBRAS Y MOQUETAS

<p>De antemano, le adelantamos que, en posteriores publicaciones, le enseñaremos cómo llevar a cabo una <strong>limpieza y mantenimiento de sus alfombras o moquetas</strong> perfecta e impoluta, además de la frecuencia con la que debe proceder.</p>

<p>Sin embargo, mientras tanto, ¿qué le parece si, para amenizar la espera, le desvelamos <b>algunos trucos baratos y caseros para eliminar cualquier tipo de mancha de su alfombra o moqueta</b>? Tentador, ¿verdad? Si es así, ¡siga leyendo!</p>

<p>Estamos seguros de que tiene una o varias alfombras en su casa, o quizá ha decidido cambiar la decoración interior del hogar incluyendo una moqueta. Y, si esto es así, también estamos casi seguros de los quebraderos de cabeza que puede llevarse cuando se acuerda de que debe limpiarlas. ¿Cómo lo hago? Precisamente, esto es lo que vamos a desvelarle en esta publicación.</p>

<p>Antes de comenzar, debemos recalcar la importancia de tener siempre en cuenta <b>el tipo de fibra con la que está fabricada las alfombras o la moqueta del hogar</b>, de manera que procedamos de manera adecuada y no se estropee durante el <strong>proceso de limpieza</strong>. En definitiva, como se diría popularmente, que el remedio no sea peor que la enfermedad.</p>

<p>Una vez dicho esto, vayamos al tema que nos compete.</p>

<H2>¿Qué productos voy a necesitar?</H2>

<p>No se preocupe, porque todos los productos que vamos a sugerirle a continuación los puede encontrar fácilmente por casa. No tendrá ningún tipo de complicación.</p>

<p>Utilizaremos unos productos u otros <b>dependiendo del tipo de mancha que estemos tratando en cada momento</b>, y del tejido de la alfombra o moqueta. Sabemos que son varios factores a tener en cuenta, pero no tardará en acostumbrarse. ¡Manos a la obra!</p>

<p>Para seguir al pie de la letra estos consejos, necesitará tener a mano <b>vinagre blanco, agua, sal, jabón neutro, bicarbonato y amoniaco, y un spray pulverizador</b>. Así, todos los productos escritos de carrerilla y sin ningún tipo de explicación, puede resultarle algo caótico. Ya verá que todo es mucho más sencillo.</p>

<p>A continuación, vamos a aclarar para qué sirve cada uno.</p>

<H2>Trucos caseros para limpiar su alfombra o moqueta</H2>

<p>En el apartado anterior, le hemos enumerado una serie de productos, todos ellos completamente accesibles y de uso cotidiano en el hogar. Ahora, procederemos a explicarle en qué casos utilizamos cada uno de ellos y cómo debe hacerlo para que su alfombra o moqueta luzca impoluta.</p>

<H3>El vinagre blanco</H3>

<p>Sí, querido lector, como lo lee. <b>El vinagre blanco</b> puede ser un gran aliado para eliminar las manchas de su alfombra, sobre todo si esta tiene el <b>pelo largo</b>.</p>

<p>Además de eliminar las manchas con total precisión, <b>el vinagre blanco actúa como desinfectante</b>, por lo que consigue un resultado mucho más completo que otros productos químicos que, además, pueden dañar las fibras de su alfombra o moqueta.</p>

<p>Ahora bien, y usted se estará preguntando si el vinagre va a dejarle ese fuerte olor tan característico a su alfombra no solo durante, sino después de la limpieza. La respuesta es no. Una vez que haya aplicado este producto, no quedará ningún rastro de olor, solo la higiene y pulcritud de su alfombra o moqueta.</p>

<p>No olvide tener en cuenta que debe dosificar la dosis de vinagre que aplica a la alfombra. Como ya le hemos indicado antes, todo irá en función de las características específicas del tejido y fibras de la alfombra o moqueta en cuestión. No aplique producto de más, pero tampoco de menos.</p>

<H3>La sal</H3>

<p>¿Sabía que <b>la sal</b> sirve para neutralizar los malos olores, en este caso de su alfombra?</p>

<p>Los malos olores de las alfombras pueden surgir a raíz del uso y desgaste de sus fibras, del día a día. Además, somos conscientes de que este olor no es precisamente agradable, por lo que conviene eliminarlo de raíz.</p>

<p>Gracias a la sal, podrá atajar este problema, así como <b>eliminar manchas y otros malos olores derivados de la humedad</b>. Para que haga efecto, debe extender por completo la alfombra, y esparcir la sal por toda su superficie.</p>

<p>Una vez hecho esto, debe armarse de paciencia y pasar a la siguiente fase: <b>enrollar la alfombra forrada de sal</b> de manera que no queden huecos, y <b>dejarla reposar un día</b>.</p>

<p>Cuando vuelva a estirarla, podrá retirar fácilmente la sal valiéndose de una aspiradora. ¡Listo! Los malos olores habrán desaparecido!</p>

<H3>Otros productos y utilidades</H3>

<p><b>El alcohol mezclado con agua</b> puede resultar muy útil, por ejemplo, para eliminar manchas y restos de adhesivos sobre la alfombra o moqueta.</p>

<p><b>El agua con jabón neutro, o con bicarbonato</b>, sirven para eliminar cualquier tipo de mancha que ya se ha secado sobre la alfombra, además de no dañar las fibras ni el tejido.</p>

<p>Por último, le indicamos que puede utilizar <b>un cepillo</b> sin problemas para aplicar estos productos. También puede valerse de un <b>spray pulverizador</b>, ya que humedece en su justa medida la superficie de la alfombra o moqueta, evitando la aparición de humedad y moho.</p>

<p>Como ha podido comprobar, asegurarse de una buena <strong>limpieza de alfombras y moquetas</strong> no entraña mayor dificultad. ¿Está preparado para ponerse a la tarea?</p>

Leave a Comment

Categorías